martes, 13 de noviembre de 2012

Otoño en La Moraña y Tierra de Arévalo

 Los cielos despejados y el viento del norte propician las primeras heladas y rocíos de la temporada.
 El contraste térmico entre el buen tempero de la tierra que va removiendo el tractor con los arados y las bajas temperaturas producen la curiosa condensación que podemos apreciar.
 Mientras tanto un pequeño bando de grulla común -Grus grus- en clásica formación en V atraviesa los cielos para ir a pastar y reponer fuerzas para continuar la migración hacia tierras extremeña.
 Estos días las nieblas asoman como consecuencia del tiempo anticiclónico, todo un avance perfecto del tiempo que nos espera.
 Las avutardas -Otis tarda- comienzan a reagruparse y de nuevo campean por sus anchas llanuras, como los cuarenta y nueve ejemplares de la imagen.
 Son numerosas las especies de avifauna que forman agrupaciones cuando el otoño comienza a mostrar su verdadero rigor preinvernal como en estos días. 
 ejemplares de Otis tarda
 Valga, de manera testimonial, esta imagen para mencionar la observación de un bando de ganga ortega -Pterocles orientalis- apxte 20 ejemplares, entre los pedregales de estas campiñas al sur del río Duero.
 Madrigal de las Altas Torres
Finálmente este hermoso ejemplar de mochuelo europeo -Athene noctua- asustado y acurrucado a nuestro paso entre los surcos y entre el cereal que comienza a nacer.

3 comentarios:

esculturas de hierro reciclado dijo...

bonita colección de imágenes.

Eduardo Cabrero dijo...

Qué bonitas imagenes las de las avutardas!!! Un saludo.

Galérida Ornitólogos dijo...

Gracias a los dos