miércoles, 19 de diciembre de 2018

Oral communication "IX European Crane Conference"

IX EUROPEAN CRANE CONFERENCE – ARJUZANX
3 – 8 December 2018 Sabres,
Aquitania, FRANCE
Census-counting of Common cranes in El Oso (Castile and Léon, Spain)

We are very happy to participatee in this IX European Crane Conference, which this year takes place in the beautiful Landes in the New Aquitaine region. As you all know, the Common crane represents a heritage belonging to the community of citizens of Europe as well as of other continents, and it is a heritage that we strive to observ, study, conserv, and protect. To the conference last year, in Gallocanta in Spain, we owe our knowledge of this species’ s situation in Europe. We would like to start by telling you something about the geographical situation of the steppe lagoons of El Oso in the Avila province. The Avila province is part of the largest region in Spain (93.813 km²) and in the Iberian Peninsula, made up of Spain and our neighbour Portugal. El Oso is located in the north-western quadrant of the Peninsula, and shows the following bioclimatic features: Its geographical coordinates are 40.51’16.44’’N and 4.45’52.20¨¨W, with an altitude of 884 meters above sea level. UTM coordinates (ETRS89) X351281 Y4524111. The climate is continentalized Mediterranean, with a Lang ariditiy index of 32,05, and characterized by long arid periods and an average annual rainfall of about 411 mm. The average temperature is not very high: 12,4º C. The coldest month is January, with an average minimum of -2,1º C, and a measured absolute minimum of -10,1ºC. The hottest month is July, with an average maximum of 32,1º C, although it is possible to measure absolute maximum temperatures of up to 37,4º C. It is worth stressing that recorded thermal variations of absolute maximums may reach almost 40º C in the area.

El Ose is located in the geographical area of La Moraña, between the rivers Adaja and Arevalillo, which through the different geological eras (mainly the Tertiary and Quaternary) have shaped a series of deposits and soil horizons. Due to its closeness to the Mountains of Avila, there are deposits of loams, clay, sand, and a rich and -until recently- well-preserved aquifer, named Los Arenales, which surfaced spontaneously at different spots of the penillanura. The inclination from north to west is about 0,5-1%. These surfacing waters have given rise to a number of wetlands that have formed a landscape of which some parts still remain in spite of the alteration caused by agriculture. In El Oso we can find all these remnants that we wish to conserv: the land from the Tertiary and Quaternary with its different botanical elements and current crops, the wetlands with its broad range of wildlife species, and its inhabitants in their continuous evolution. 79% percent of the municipality’s territory is covered by cropland, 7,7% by pinewoods, 6,4% by grassland, 6,3% by salt marshes, and 0,6% by the lagoon. The main crops are barley, wheat, rye and, to a lesser extent, pulses. This wetland area, known as “the Lagoon of El Hoyo”, is one of the main stops for numerous bird species in the area, both in their prebreeding and postbreeding migration. Currently, part of the wetland is included in the Regional Catalogue of Wetland Areas of Special Interest, declared and registered by the Regional Government (Junta) of Castile and León, which has the full competence for the management of the natural resources in the region. The area covered by standing water may vary from one year to another, but amounts on average to about 30 hectares (about 75 acres). Since the year 2001, 15,88 hectares have been a protected area. However, in spite of its importance, this wetland area is not included in the Natura 2000 network, although it was included by SEO Birdlife as IBA No. 425 at the start of the administrative record. For several years its inclusion in the Natura 2000 network has been annualy requested, so far unsuccessfully.

On a national level, the first census-counting was carried out in 1960, when professor Bernis started to collect data about cranes. In El Oso, older people in the village acknowledge having seen cranes, and heard their caracteristic trumpeting sound, since they were little, although the official count did not start until the 70s. In 1977 this wintering population of cranes was discovered; at that moment it was the most northern population known. These data were included in the first national census of 1979-80 (Fernández Cruz et al., 1981), and later in the edition of 1987-88 (Alonso et al., 1990) In 1979 the maximum number of birds recorded were 243. Thus, the collection of data regarding the phenology and spatial ocupation, as well as the roosts and haunts of the cranes, has been going on for over 40 years in El Oso. We are thankful to all the volunteers who have contributed to this data collection, which often takes place on the shortest and coldest winter days. The graph shows a more or less stable number of cranes that land on this site on their migration route towards their home ranges and wintering areas, found more to the south-east. However, there is some fluctuation due to the changes in the weather and the harsh conditions, like coldwaves and snowfall, that are common in the continental territories of Europe, which make the cranes travel longer distances in search of feeding grounds. We would like to highlight the increased presence of this species in the area in the last years, as a consecuence of the expansion of irrigated cropland, mainly cornfields which stubble fields and left-overs the cranes use for feeding grounds. Since 2010 we have been collaborating with the iCORA platform. We are thankful to all the people who have been contributing to make this small site known, in order to protect it as a heritage for future generations: Carlos Bermejo, mariano Hernández, Luis José Martín, Ignacio Martín, José María González, David Sánchez, Victor Coello, Pepe Rodríguez, Jorge Leonor, María Cruz, Juan Ramón Cuervo, Santiago Delgado and others.

Recordings of ringed cranes in El Oso and municipalities nearby Since 2010, 26 birds have been identified and their corresponding ring combinations sent to iCORA. Most of these cranes had originally been marked in Germany. There have also been two from Estonia, one from Norway, and one from the Czech Republic. The following chart shows (starting at the top) the data that are recorded and sent: the ring code on the left tibia, the ring code on the right tibia ; the country where the bird was ringed, the year, the person in charge, and the cronology of the observations in the area. The 1992 Seville Universal Exposition marks a milestone in the study and monitoring of big migratory birds like the ones that land in the lagoon of El Oso. In collaboration with the German Pavilion, the Doñana Foundation started to raise funds for the restoration of the wetlands in Doñana National Park. Hans-Gerd Neglein, the German exhibition curator and Director of WWF Germany, played an important part in this context. In 1994, on the suggestion of Beltrán Ceballos (Doñana Foundation), the routes of the migrating birds on their way to Doñana also became an object of study and restoration. At the end of this year, WWF Germany, WWF Spain and ADENA decided to include the two lagoons in San Juan de la Encillina and El Oso in their project. Some years later, at the beginning of this century, a collaboration agreement with SEO BirdLife was signed, a small artificial pond was created near a new observatory, native trees and shrubs were planted nearby, and work was made on the observatory by the road to Hernansancho. Although the original idea was to follow the route of the Greylag goose, today the Common crane is the highlight of the site.

Environmental commitment of El Oso The municipality of El Oso is pursuing a sustainable development, based on its natural resources: the lagoon, the Adaja riverside, the cropfields, its rich wildlife with populations of Lesser kestrel, Great bustard, Iberian imperial eagle, Common crane, and a large number of steppe birds. In recent years the Town Council have carried out many actions and activities. For example: - The construction of “Laguna de La Moraña Centre”, which the Council hopes will be a source of employment for all the area of La Moraña. The Centre has been financed by local public money and private donations, as well as by Spanish and European subsidies.
- A Biodiversity Plan is being drawn up, with a comprehensive environmental inventory of the municipality. It is sponsored by the Biodiversity Foundation.
- El Oso is a member of the Municipal Network for the protection of the Iberian Imperial Eagle, under the Ecological Transition Ministry.
- It is also a member of the Municipal Network for Biodiversity, of the Spanish Federation of Municipalities and Provinces.
- It is one of the 20 stations of BIRDFLYWAY created for the observation of migratory birds.

- A new observatory has been built, and about 100 nest boxes for Barn owls and Kernels have been installed in the area, in order to limit the number of voles and other rodents, and thus to avoid the use of poison in agriculture. There are also several artificial nests for White storks, and more than 100 nest boxes for insectivorous birds have been installed in the pinewood and trees in the local area of El Oso. Furthermor, there are hides for photographing passerines, migrants, and birds of prey.
- Every summer an Interational Camp is organized, in which young people from countries in the European Union stay in El Oso for some weeks, working as volunteers in programmes related to the lagoon and taking part in different activities in the village.
- In November a seminar about Environment and Tourism is oganized, where issues such as Birdwatching tourism, Wetlands, Green employment, Nature tourism, or Natural and cultural heritage are discussed.
- In August this year, the Plenary session of El Oso Town Council decided to apply for an inclusion in the Natura 2000 network as a ZEPA or ZEC. The site has already been included as a IBA – an Important Area for Bird Conservation- by SEO/BirdLife, with the following references: IBA No. 425 / El Oso-Corridor of Adaja River / 38.259,33 Ha. / Number of species that meet the IBA criteria according to their global importance (A2), European (B3) or of the European Union (C4).

Finally, the group of environmental studies Galérida Ornitólogos Abulenses GOAgea and the Town Council of El Oso would like to welcome you to come and enjoy the observation of species -apart from the Grus grus- like Aquila adalberti, Gypaetus barbatus, Aegypius monachus, Elanus caeruleus, Fulica cristata, Otis tarda, Pterocles alchata, Clamator glandarius, Caprimulgus ruficollis, Galerida theklae, Chersophilus duponti, Oenanthe leucura, Phylloscopus ibericus, Cyanopica cooki and Passer hispaniolensis, some of which can be found in the territory of El Oso, and all of them in a 150 km radius.

Text, images, compilation of data: Víctor Andrés Coello Cámara
Translator: Lena Peterson

lunes, 17 de diciembre de 2018

Comunicación oral en la IX European Crane Conference

IX EUROPEAN CRANE CONFERENCE
 - Arjuzanx 3 – 8 December 2018 Sabres,
Nueva Aquitania. FRANCE
Censos de Grulla común en el El Oso,
Castilla y León. España.
Para nosotros es un privilegio participar en esta IX European Crane Conference que en esta ocasión se celebra en la hermosa área de Las Landas, región de Nueva Aquitania. Como ustedes ya conocen, la grulla común (Grus grus) representa un bien patrimonial, de la comunidad de los ciudadanos europeos y de otros continentes, al cual debemos nuestro esfuerzo a la hora de su estudio, conservación, observación y protección. Cuando nos planteamos acudir a esta conferencia queríamos participar de manera activa. Ya estuvimos en la pasada edición celebrada precisamente en España, en Gallocanta concretamente y de ella mantenemos el recuerdo y el conocimiento sobre la situación en la que se encontraba esta especie a nivel continental. Si nos permiten, iniciamos la comunicación que nos ocupa a través de la situación geográfica y espacial del enclave lacustre este pequeño municipio ubicado en la provincia de Ávila. La provincia de Ávila forma parte de la comunidad autónoma más extensa de España (93.813 Km2), Castilla y León, así como de la Península Ibérica que se forma conjuntamente con nuestro gran país vecino, Portugal. El Oso es un municipio del cuadrante noroccidental de esta península y presenta los siguientes o característicos rasgos bioclimáticos que a continuación pasamos a detallar:

Localización de coordenadas: 40·51´16.44´´ N y 4·45´52.20¨¨O y con una altitud sobre
el nivel del mar (Alicante, Spain) de 884 m. Coordenadas UTM (ETRS89) X351281 Y4524111. El clima del municipio es típicamente mediterráneo, con un índice de Lang de 32,05, caracterizándose, además, por periodos prolongados de sequía y precipitaciones anuales medias en torno a los 411 mm. Esta zona presenta una temperatura media no muy elevada de 12,4ºC. El mes más frío es enero, con una media de las mínimas de -2,1ºC y una mínima absoluta medida de -10,1ºC. El mes más cálido es julio con una media de las máximas de 32, 1ºC, aunque pueden registrarse media absolutas de hasta 37,4ºC. Cabe destacar que se registran en esta zona amplitudes térmicas máximas absolutas cercanas a los 40ºC.

El Oso se encuentra en la comarca natural de La Moraña en un área de interfluvio entre los ríos Adaja y Arevalillo que han ido conformando una serie de acumulaciones y horizontes de suelo a lo largo de las distintas eras geológicas, principalmente Terciario y Cuaternario. Su cercanía al Sistema Central abulense ha propiciado la aparición de depósitos de margas, arcillas, arenas y un rico y hasta hace poco tiempo bien conservado acuífero, denominado como Los Arenales, que afloraba de manera espontánea por numerosos recovecos de esta penillanura. La pendiente que nos encontramos es del orden del 0,5-1,0% en sentido norte y oeste jalonada por los encajonamientos más o menos profundos de los ríos ya mencionados Adaja y Arevalillo. Estos afloramientos han dado lugar a las numerosas zonas húmedas e higrófilas que han formado un paisaje natural, hoy en día alterado por la evolución en la gestión agrícola de estos territorios, pero perfectamente visible y visitable por los reductos que aún se conservan. El propio término municipal o territorio natural geográfico de El Oso, aúna a su vez todos estos vestigios que valoramos y queremos conservar: Tierras del Terciario y del Cuaternario con sus diferentes elementos botánicos y cultivos de actualidad, zonas húmedas que albergan una variada colección de especies de fauna a lo largo de sus ciclos anuales y unos pobladores que se han ido reinventando en sus costumbres y usos a lo largo de la historia. Un último apunte sobre la distribución del suelo y vegetación asociada nos indica porcentualmente que nos encontramos en un término municipal que se distribuye entre el 79% de cultivos, 7,7% de pinar, 6,4% de prados, 6,3% de saladares y el 0,6% de laguna. Los cultivos anuales tradicionales son la cebada, trigo, centeno y en menor proporción las legumbres.

El objeto principal de esta comunicación se ubica en un espacio encharcado e inundable conocido como el pantano o laguna de El Hoyo, fiel representante de los de los fenómenos endorreicos de esta zona como de la región. Este espacio ha sido utilizado y trasformado por los pobladores de este municipio hasta llegar a nuestros días como un referente de las zonas húmedas de la provincia de Ávila y uno de los principales espacios que utilizan las especies de avifauna en sus desplazamientos sean posnupciales o prenupciales. Actualmente parte de este humedal forma parte del Catálogo de Zonas Húmedas de Especial Interés declarado y registrado como tal por la Junta de Castilla y León, la cual tiene asumidas plenas competencias en la política y gestión de los recursos naturales de esta Comunidad Autónoma. La superficie, que dependiendo de los años se encharca, es de aproximadamente 30 ha, de las cuales se encuentran protegidas 15,88 ha. desde el año 2001. Sin embargo y a pesar de la importancia de esta zona húmeda, no se encuentra incluida en la Red Natura 2000 habiendo sido incluida como IBA nº425 a través de SEO Bird/Life en el inicio de los expedientes administrativos correspondientes. Desde hace varios años se solicita con regularidad la inclusión de estas áreas en la citada red Natura 2000 con las figuras de ZEPA o ZEC sin haber obtenido respuesta positiva hasta el momento.

En la preparación de esta comunicación nos hemos dado cuenta que hace ya más de 40 años desde que se realizaran los primeros censos de grulla en El Oso. Fueron seis los primeros censos, dentro de un proyecto de seguimiento a nivel estatal, los que tuvieron lugar entre mediados de noviembre de 1979 y primeros de marzo de 1980. Ya en 1960 el profesor Bernis hizo las primeras recopilaciones de citas que fueron revisadas en 1966. Cuando hablas con la gente mayor de este municipio te cuentan que siempre han sabido de la presencia de la grulla en esos prados y de los sonoros trompeteos con los que se comunican y alertan de su presencia, pero sin más conclusiones para la ciencia. En el año 1977 se descubrió esta población invernante de grullas en España que constituía, en ese momento, la población más septentrional. Dos años más tarde el nº máximo de aves vistas fue de 243 ejemplares. Este dato marca el inicio, que continúa en la actualidad, de un periodo de seguimientos con el objetivo de delimitar su fenología y ocupación espacial, así como dormideros y querencias, según sus autores. (La migración e invernada de la grulla común –Grus grus- en España. Resultados del proyecto Grus –Crane Project-. Ardeola, Vol. 26-27, 1979-1980 -1981- Fernández Cruz…). También se conocen datos de la invernada de grullas desde 1977 (C. Bermejo datos propios), siendo incluida en el primer censo de grullas celebrado durante el invierno de 1979-80 (Fernández Cruz et al., 1981) y en el celebrado en 1987-88 (Alonso et al., 1990). Otra referencia: (Martín 1992) en un estudio sobre la avifauna de Papatrigo-El Oso. Hasta el momento los datos que se han logrado recopilar nos indican que existe una serie de conteos que abarca de manera prácticamente continuada el periodo comprendido entre los años 1977 y el 23 de noviembre de 2018. Cabe destacar el trabajo anónimo y voluntario de aquellas personas que han dedicado un tiempo valioso de su propia vida para realizar este trabajo de observación y recopilación de datos que, además, suele coincidir con los días más cortos y gélidos, es decir, una climatología adversa que añade dificultades al trabajo de estudio del paso y destino migratorio de esta excepcional ave migradora en la Península Ibérica, la grulla común (Grus grus grus).

El gráfico resultante del volcado de datos nos muestra un tamaño más o menos estable del número de grullas que utilizan este espacio geográfico en el paso hacia las áreas de campeo e invernada que se encuentran más hacia el suroeste. El carácter periódico de numerosas observaciones refleja una presencia estable si bien no recoge los datos puntuales en los días de mayor afluencia de aves como consecuencia de los vaivenes propios de las condiciones meteorológicas de esta zona así como de las condiciones más adversas que suelen azotar en mayor medida los territorios continentales europeos por olas de frío, nevadas u otros condicionamientos que fuerzan a las grullas a desplazarse a mayores distancias buscando lugares propicios para su alimentación. Otro dato de interés, a nuestro juicio, es la observación de una mayor presencia de ejemplares en esta zona estos últimos años como consecuencia de la ampliación de las zonas de cultivo de regadío que tienen al maíz como principal elemento y que este propicia una rastrojera que sin duda las grullas agradecen y aprovechan. Desde el año 2010 aportamos datos a la base de datos de ICORA sobre lo cual aportaremos más detalles en la tercera parte de esta comunicación. Como una imagen vale más que mil palabras sólo resta indicar que el trabajo y los esfuerzos añadidos han merecido la pena y que seguiremos, en la medida de nuestra posibilidades voluntariosas, anotando nuestras observaciones, poniendo en valor este pequeño pero singular espacio para que se siga conservando, que tenga instrumentos administrativos de protección y que el público en general valore los recurso naturales como un bien patrimonial a conservar y transferir para las generaciones venideras. Carlos Bermejo, Mariano Hernández, Luís José Martín, Ignacio Martín, José María García, David Sánchez, Víctor Coello, Pepe Rodríguez, Jorge Leonor, María Cruz, Juan Ramón Cuervo, Santiago Delgado, Jesús Ramírez, César Sansegundo y otras personas que con su ayuda o anotaciones puntuales han participado en la recopilación de todos estos datos, todas estas citas que finalmente conjugan un importante trabajo y una base de datos con más de 40 años de continuidad. Gracias a todos.

Desde el año 2010 algunas de las personas ya relacionadas y otras que se mencionarán al finalizar este capítulo se han ido registrando en la base de datos del proyecto ICORA. En estos años se han detectado hasta 30 grullas portando las anillas distintivas de algunos de los países que participan y colaboran en este proyecto, la mayor parte procedentes de Alemania. También se cuenta con observaciones de dos ejemplares procedentes de Estonia, un ejemplar de Noruega, Finlandia, Suecia y otros dos la República Checa. El cuadro que a continuación se comparte recoge los datos más importantes, a nuestro juicio y en el grado colaborativo que desarrollamos, como son los códigos de las anillas observadas en la tibia izquierda y derecha en ese orden y siempre de arriba hacia abajo, el país de procedencia, el año de su anillamiento y la persona encargada de su registro, el lugar en el que fue realizado y finalmente la cronología de los años de observación en esta zona y comederos cercanos.

Apuntes sobre historia reciente
En el año 1992 se celebraba la Exposición Universal de Sevilla, conocida popularmente como “Expo 92” y bien se podría decir que fue el inicio del proyecto de seguimiento de grandes aves migratorias que nos ocupa para este municipio abulense. En colaboración con el pabellón que representaba a Alemania, la Fundación Doñana recaudó fondos con la intención de restaurar zonas húmedas en el entorno del Parque Nacional de Doñana. Hans-Gerd Neglein, comisario general de Alemania en la Expo y directivo de WWF Alemania tuvo un papel importante en aquella actuación. Ya en el año 94, Beltrán Ceballos, uno de los promotores de la citada fundación, sugiere ampliar el concepto de entorno de Doñana por la denominación “Camino de Doñana”. Se recorren importantes zonas húmedas de la Península Ibérica y a finales de julio de 1994 se decide por parte de WWF Alemania, WWF España y ADENA centrar los trabajos sobre la laguna Redonda y la laguna del Hoyo ubicadas en los términos municipales de San Juan de la Encinilla y El Oso, respectivamente. Ya en el siglo actual se firmaron convenios de colaboración con la Sociedad Española de Ornitología SEO BirdLife, se creó una pequeña charca artificial próxima a un nuevo observatorio de aves ya en el camino del municipio de San Pascual, algunas plantaciones de árboles y arbustos y más recientemente se renovó el observatorio del camino de Hernansancho. Cabe destacar que la idea original ha quedado trasformada y lo que en su día fuera el camino de los ánsares a Doñana ha dado paso a poner en valor este espacio y su equipamiento público en el seguimiento y estudio del comportamiento migratorio de la especie que mayor número de ejemplares y citas de observación concita y no sólo en estos momentos, sino que se ha logrado recopilar el seguimiento de esta especie desde al menos el año 1977, la grulla común.

Municipio de El Oso, comprometidos con el Medio Ambiente.
Actualmente El Oso se ha comprometido en trabajar sobre una línea de actuación que se basa en el desarrollo sostenible de sus recursos apostando decididamente por potenciar todos aquellos valores que posee, como son su amplia oferta medioambiental: la laguna, las riberas del río Adaja, la llanura cerealista, el entramado de lagunas y zonas húmedas, su riqueza faunística con poblaciones de especies de difícil observación o acceso como el cernícalo primilla, el águila imperial, la avutarda ibérica, la migradora grulla y un sinfín de aves esteparias. No podemos dejar en el olvido el potencial agrario que este municipio ha desarrollado en el transcurso de los años y que con los nuevos tiempos de transformación es necesario relanzar y tal vez reorientar la línea de futuro. En estos últimos años este Ayuntamiento ha realizado multitud de acciones e iniciativas y como ejemplo sirvan, entre otras, las que se citan a continuación. La construcción del Centro de InterpretaciónLagunas de La Moraña”, un proyecto con un coste aproximado de 700.000 € que el ayuntamiento ha conseguido financiar con fondos externos y que pretende ser un motor de empleo para toda la comarca de La Moraña. Plan integral sobre la Biodiversidad, patrocinado por la Fundación Biodiversidad, con un completo inventario ambiental del municipio. El municipio se encuentra adherido a la Red de Municipio por el Águila imperial, actualmente del Ministerio para la Transición Ecológica. Red de Municipios por la Biodiversidad de la Federación Española de Municipios y Provincias. Forma parte de la Ruta de las Aves BIRDFLYWAY, una iniciativa de 20 centros de Interpretación de Europa para el avistamiento de aves. La lagua ha sido declarada como Reserva Ornitológica por la Sociedad Española de Ornitología SEO BirdLife.

Se ha construido un nuevo observatorio de aves además del ya existente en el entorno de la laguna. Se han instalado a lo largo del término municipal de este municipio hasta 100 nidales para lechuzas (Tyto alba) y cernícalos (Falco tinnunculus) con el fin de evitar el uso de venenos en la agricultura y paliar las plagas de topillos y otros roedores. También se han ubicado varios nidales artificiales para la cigüeña blanca (Ciconia ciconia) y más de 100 cajas nido para aves insectívoras en los pinares y árboles dispersos del municipio. Se han instalado hides de fotografía para paseriformes, aves migradoras y rapaces. Se realiza un Campamento Internacional de verano dirigido a los jóvenes y promovido por el Servicio Internacional con actividades en el municipio durante varias semanas al año. Las personas que participan son procedentes de la Unión Europea y trabajan de manera desinteresada en los programas que se organizan para tal fin, relacionados con la laguna y que a su vez sirven para convivir con familias de El Oso, favoreciendo el intercambio de idiomas y culturas. En noviembre se celebran las jornadas Medioambientales y de Turismo abordándose aspectos sobre el turismo ornitológico, las zonas húmedas o las oportunidades de empleo verde, el turismo de naturaleza o el propio patrimonio etnográfico y cultural.


El pasado mes de agosto el Pleno Corporativo del Ayuntamiento de El Oso aprobó la solicitud de inclusión en la red Natura 2000 como ZEPA o ZEC. Ya ese encuentra incluida en la red de IBAs, Áreas Importantes para la Conservación de la Aves, propuestas por la Sociedad Española de Ornitología SEO BirdLife, siendo sus referencias las siguientes: IBA nº 425 / El Oso-Corredor del río Adaja / 38.259,33 Ha. / nº especies que cumplen criterios de IBA en función de su importancia Global (A2), Europea (B3) o de la UE (C4).

Para finalizar esta comunicación desde el grupo de estudios ambientales Galérida Ornitólogos Abulenses geaGOA y desde el Ayuntamiento de El Oso queremos trasmitirles un mensaje de bienvenida a estas tierras morañegas al sur del río Duero para que disfruten de los paisajes naturales existentes, de la gastronomía típica de la zona, de las hospitalidad de sus gentes y de un clima amable que, además, podrá permitirles, en un radio de hasta 150 km, disfrutar con el avistamiento de otras especies de avifauna únicas en estas latitudes europeas. Especies como Aquila adalberti, Gypaetus barbatus, Aegypius monachus, Elanus caeruleus, Otis tarda, Pterocles orientalis, Pterocles alchata, Clamator glandarius, Caprimulgus ruficollis, Galerida theklae, Chersophilus duponti, Oenanthe leucura, Phylloscopus ibericus, Cyanopica cooki y Passer hispaniolensis, algunas de estas especies, en el propio término municipal de El Oso.

Cabe resaltar que este municipio se encuentra a 130 km. del aeropuerto Madrid Barajas-Adolfo Suárez. También, la cercanía a varias ciudades declaradas Patrimonio de la Humanidad: Ávila, Salamanca, Segovia, Alcalá de Henares y Toledo, entre otras.

Gracias por su atención.
Texto, imágenes y recopilación de datos: Víctor Andrés Coello Cámara.

sábado, 15 de diciembre de 2018

Census-counting of cranes in the wetlands of a small village in central Spain (Abstract)


Census-counting of cranes in the wetlands of a small village in central Spain
Victor Andrés Coello Cámara, Environmental Officer in Ávila for the Junta of Castile and León.
Juan Carlos Rico Jimenez, Environmental technician of the El Oso.
 
In El Oso, a small municipality in the province of Ávila, in the Autonomous Community of Castile and León, census-counting of Common Cranes has been carried out more or less regularly since 1977.
Located in the north-western quadrant of the Iberian Peninsula, between the penillanuras south of the river Douro and the foothills of the Mountains of Ávila and the Gredos Mountains on their northern side, at an altitude of 884 meters, the area has an average annual rainfall of about 411 mm. The average temperature ranges from – 2,1º C to 32,1º C.
It is a mainly agricultural commune although there are also some steppe lagoons, especially from the autumn months until spring. One of the species that land in these lagoons is the Common Crane. Currently, part of this wetland is included in the Regional Catalogue of Wetland Areas of Special Interest, declared and registered by the Regional Government (Junta) of Castile and León, which has the full competence for the management of the natural resources in the region. The area covered by standing water may vary from one year to another, but amounts on average to about 30 hectares (about 75 acres). Since the year 2001, 15,88 hectares are protected area. However, in spite of its importance, this wetland area is not included in the Natura 2000 network.
The first census-counting of cranes was carried out in 1977, and its data included in the first national census of 1979-80 (Fernández Cruz et al., 1981).
So far 250 references to the presence of the Common Crane in El Oso have been compiled, which we take as evidence for El Oso being a regular landing place in the cranes’ migration. Moreover, older people in the village acknowledge having seen cranes in their childhood, although the official count did not start until the year mentioned above.
In 2010-2011 another important step forward was taken in studying and tracking this species, when the collaboration with the platform iCORA started. Since then, 25 birds have been identified and their corresponding ring combinations sent. Most of these cranes had originally been marked in Germany. Both the Town Council of El Oso and the group of collaborators take part in the gathering of data out of complete altruism.
In the wetland area public infrastructure exist in the form of access roads, two wooden observatories, and informative posters. In the village is also found La Moraña Lagoons Center, with several exhibition rooms and the possibility to watch live what is happening at the lagoon through digital cameras.
 
Keywords: El Oso, Census-counting

viernes, 14 de diciembre de 2018

40 años citando grullas (Resumen)


40 años citando grullas.
Víctor Andrés Coello Cámara, Agente Medioambiental, Servicio Territorial de Medio Ambiente de Ávila. Junta de Castilla y León.
Juan Carlos Rico, Técnico y Agente de Desarrollo Local en el Ayuntamiento de El Oso.
 
En este pequeño municipio abulense de la Comunidad Autónoma de Castilla y León se vienen realizando conteos con más o menos periodicidad desde el año 1977.
El Oso, se encuentra en el cuadrante noroccidental de la Península Ibérica entre las penillanuras al sur del río Duero y el piedemonte de las Sierras de Ávila y Gredos en sus caras norte. Situado a 884 m. de altitud, unas precipitaciones medias en torno a 411 mm. y unas temperaturas medias entre -2,1º y 32,1ºC.
Es un municipio eminentemente agrícola pero también existen áreas de encharcamiento, sobre todo en los meses otoñales y hasta la primavera, lugar donde recalan entres otras especies, la grulla común. Actualmente parte de este humedal forma parte del Catálogo de Zonas Húmedas de Especial Interés declarado y registrado como tal por la Junta de Castilla y León, la cual tiene asumidas plenas competencias en la política y gestión de los recursos naturales de esta Comunidad Autónoma. La superficie que dependiendo de los años se encharca es de aproximadamente 30 ha, de las cuales se encuentran protegidas 15,88 ha. desde el año 2001. Sin embargo y a pesar de la importancia de esta zona húmeda, no se encuentra incluida en la Red Natura2000.
Los primeros censos o conteos de grulla fueron realizados en el año 1977 y sus datos incorporados al primer censo nacional de la temporada 1979-80 (Fernández Cruz et al., 1981). Se han recopilado 250 citas de presencia de grulla en esta localidad hasta la fecha de presentación de este resumen (12, septiembre, 2018) hecho relevante a juicio de los redactores y que ofrece un dato incuestionable:
El Oso es un lugar habitual en el tránsito migratorio de esta excelente ave. Hablando con personas ya mayores, de la localidad, manifiestan tener constancia del paso de grullas desde su niñez con el hándicap de no haber sido contadas antes del año ya citado, 1977.
Desde la temporada 2010-11 se avanzó un paso más en el seguimiento y estudio de esta especie colaborando y enviando citas de grullas portadoras de anillas identificativas a la plataforma Icora. Hasta estos días son ya 25, los ejemplares identificados y sus correspondientes combinaciones de anillas enviadas, siendo la mayor parte de estos ejemplares de origen alemán.
Tanto el Ayuntamiento de El Oso como el grupo de personas colaboradoras que con cierta regularidad participan en la toma de datos trabajan con total altruismo hecho que merece ser resaltado y de agradecimiento.
El área de encharcamiento, las 30 ha ya citadas disponen de infraestructura pública como caminos de acceso, dos observatorios de madera, así como carteles descriptivos. En la misma localidad se encuentra el Centro “Lagunas de la Moraña” con varias salas expositivas y de interpretación, visionado en directo de lo que ocurre en el área de parada de las aves a través de cámara digital y otros recursos para el estudio y la enseñanza de los recursos naturales del entorno.
 
Palabras clave: El Oso / Censo de grullas / 40 años de censos

jueves, 5 de enero de 2017

Catálogo de Árboles Singulares de Arévalo


Presentamos la propuesta de creación del "Catálogo de Árboles, Arboledas y Conjuntos Arbóreos de Interés Local de Arévalo".
En Arévalo existe una interesante variedad de especies arbóreas autóctonas como consecuencia de los diferentes e interrelacionados ecosistemas o ecotonos ambientales presentes. Su territorio geográfico se sitúa en una encrucijada natural entre dos ríos, Adaja y Arevalillo, los cuales han determinado el perfil de sustratos geológicos a lo largo de miles y miles de años entre ambas cuencas. Además, las diversas manifestaciones del Terciario, desde la arcilla hasta la caliza, o del Cuaternario con los depósitos dunares silíceos, han ido conformando un abanico de variables ambientales que permite poseer un singular elenco de especies de flora vascular, arbustiva y arbórea. También la altitud en relación al nivel del mar y su clima continental determinan la temperatura, las precipitaciones y la habitabilidad de las especies, sin olvidar, la introducción de algunas especies en el entramado urbano que, con el paso del tiempo, se han ido incorporando al paisaje cotidiano más cercano quedando presentes en las calles y paseos de nuestra ciudad y entorno rural.
Consideramos, además, que forman parte del Patrimonio Cultural y constituyen por si solos un elemento más en el inventario de bienes junto a los monumentos, BICs, las construcciones civiles, las manifestaciones artísticas, los documentos históricos y otras manifestaciones de interés etnográfico presentes en la ya larga historia de esta Ciudad y su geografía física.
Coníferas y Frondosas que, a nuestro juicio, merecen una protección administrativa adecuada que asegure su conservación y protección eficaz. El ayuntamiento de Arévalo tiene herramientas suficientes como para que esta propuesta sea aprobada en pleno por todos los grupos políticos presentes.

 
enlace pdf

martes, 24 de diciembre de 2013

cielos y emociones

 Tienen algún tiempo estas imágenes sin embargo mantienen su fuerza y magia. El invierno también se puede dejar querer cuando nos regala luz y movimiento.
 Puede que sintiera algo similar el genial Van Gogh al recrear esas fantásticas atmósferas que nos ha regalado para siempre.
 Contrastes y siluetas que pretender no dejarte indiferente. Ya sabes, no es lo mismo ver que mirar.
Puede parecer que los verbos ver y mirar significan lo mismo, pero existen matices que hacen que no sea así. Prueba de ello es que, en muchas ocasiones, no encajan en el mismo contexto.
El verbo mirar significa que diriges la mirada en una dirección. El verbo ver implica que miramos y además prestamos atención a lo que miramos. Por lo tanto, para mirar es necesario que se den las condiciones físicas necesarias, como por ejemplo que haya luz suficiente y que el objeto se encuentre a una distancia razonable y como muestra estas imágenes. Para verlo, además de las condiciones físicas, debemos hacerle caso. Debemos sentirlo y emocionarnos incluso. Es algo natural y refleja que estamos vivos. Estos matices, que pueden parecer complicados, se entienden mejor a través de nuestras emociones.
GALÉRIDA ORNITÓLOGOS/imagen: V.Coello
  La Moraña y Tierra de Arévalo


martes, 19 de febrero de 2013

escribano palustre en El Oso

 Imágenes de este escribano palustre macho -Emberiza schoeniclus-en las espadañas -Typha latifolia L.- cercanas a la laguna de El Oso.
 Tienen el pico triangular y colores y dibujos característicos en el plumaje.
 Invernante migrador en la Península Ibérica y en La Moraña y Tierra de Arévalo, suele llegar desde el N y E de Europa.
 Sus lugares habituales de cría y observación son los carrizales, eneas y juncos así como en matorrales de pantanos y orillas lacustres.
 Se muestra inquieto pasando de una inflorescencia tubular a otra.
 Y lanza los frutos con vilano al aire con gran determinación.
 L 13,5 - 15,5 cm.
 Laguna de El Oso
GALÉRIDA ORNITÓLOGOS/imagen: V.Coello

domingo, 18 de noviembre de 2012

Moraña Alta

 Situada hacia el suroeste, la Moraña Alta cambia por completo el ambiente natural de la otra Moraña, la de la Tierra Llana hacia el río Duero. Las diferencias altitudinales pueden llegar hasta los 600m. entre las cotas de la zona norte en Madrigal de las Altas Torres y El Cogote en Solana del río Almar.
 La flora arbórea está dominada principalmente por la encina -Quercus ilex rotundifolia- que se encuentra adehesada en numerosos predios como especie principal. Especies de ribera como álamos, chopos, fresnos y sauces principalmente ponen la nota de color en este otoño suave, de momento.
 El ganado caprino tiene especial interés en la zona así como los productos que de él se pueden extraer y comercializar. La principal raza es la Murciano-Granadina que procede de la -Capra aegragus-; de capa uniforme de color negro o caoba, generalmente sin cuernos aunque algunos ejemplares puedan presentarlos. Altura de cruz en machos/hembras: 77/70cm y el peso: 65/50kg.
 El uso productivo principal es la obtención de leche con la que posteriormente se elaborarán los quesos tradicionales. La capacidad adaptativa de esta raza hace que sean especialmente aptos para la limpieza de monte bajo, caracterizándose además, por ser un elemento clave para el mantenimiento de la población en zonas rurales donde los animales son capaces de aprovechar recursos que ninguna otra especie sería capaz.
En cuanto a las caracteríticas reproductivas específicas se cita: escasa o nula estacionalidad reproductiva y una libido muy fuerte en los machos adultos. Los comentarios sobre la reproducción dicen: realizando un manejo reproductivo con efecto macho podemos conseguir parideras durante todo el año sin necesidad de utilizar métodos que impliquen la administración de hormonas a los animales.
El otoño nos brinda nuevas oportunidades para capturar imágenes y contrastes en las formas y en los colores. Conviene desarrollar actividades creativas y lúdicas que sin duda enriqueceran, aún más, nuestro interés por el disfrute y por la conservación de estos Territorios Naturales.
GALÉRIDA ORNITÓLOGOS/imagen:V.Coello